Primer desencuentro médico

Siempre he querido ser mamá. Desde que me entere que dentro de mi se gestaba una vida, me centre en mi embarazo y mi parto, preparándome, haciendo yoga, hablándole a mi bebe, sintiendo cada movimiento, haciéndole respiraciones para rodearle … En fin disfrutando de ese momento único en la vida. Estaba deseando verle la carita.

Nada más nacer mi única preocupación era poder practicar piel con piel, algo que lo disfrute como ese momento mágico que nos regalo la maternidad. Y obtuve una lactancia exitosa la cual a un mantenemos después de 8 meses y por muchos más, hasta que mama y bebé sientan que es el momento. Vamos que todo esto de la maternidad lo tenía muy claro que deseaba practicar una crianza natural y con apego.

Al salir del hospital cuando nuestro bebe vino al mundo, nos comunican que debemos volver en una semana, ya que le han de hacer una analítica. Amamos esa semana a nuestro bebé, le dimos lo mejor de nosotros, nuestras burbujas de amor, y su fuente de alimento.

Justo a la semana acudimos a la cita. Cual fue nuestra sorpresa que entramos en una habitación donde había dos doctores y no se cuantas personas más. Qué raro para un análisis… Le tumban en una cama y allí le quitan el pañal, no dábamos crédito a lo q estaba pasando. Alguien estaba midiendo los genitales de nuestro bebé con una regla y sin nuestro consentimiento. Fue una sensación muy desagradable. Se acercó la doctora y nos dijo que teníamos que hablar. ¿hablar? – antes de hacerle semejantes cosas a nuestro bebe deberías haber hablado. Esto es lo que deberíamos haberle dicho en su momento. Pero no os preocupéis a los 7 meses de edad de nuestro bebé tuvimos la suerte de tropezarnos con ella y se lo dijimos.

Como Mama llore mucho. Me sentí perdida. No podía hablar. Fue un duro golpe. Sin embargo mi marido lo llevo mejor, viendo desde un principio que nuestro bebé había venido para darnos una lección a nosotros mismos, y que lo único que le importaba era su salud.

Apoyándonos el uno al otro, nos dimos cuenta que la intersexualidad es como una característica mas heredada de sus padres, igual q el color de pelo, de ojos, formas de las manos……. Sin mas, un rasgo mas de su cuerpo.

Después de tenernos muchas horas esperando en una sala de un hospital sin saber nada y por que le habían hecho eso a nuestro bebé. Imaginaros esa espera como fue… Se hizo eterna. Total para oír cosas que cualquier otro padre hubiera creído y hubiera salido de allí prácticamente con el consentimiento firmado de operar. Lo primero que nos preguntaron era el nivel de estudios que teníamos. Como si eso fuera relevante para decirnos porque habían hecho eso a nuestro bebé. Claro, después con el tiempo hemos caído porque nos lo preguntaron, para saber el nivel de cultura que tenemos y ver por donde llevar la situación. A continuación la medico nos dijo que tenía un caso de DSD (desorden del desarrollo sexual) que es como los médicos llamas a la intersexualidad, con lo fácil y bonito que es decir intersexual o hermafrodita, pero para ellos eso es un insulto, según nos dijo ese mismo día. Nos dice q hemos estado esperando tantas horas porque le han hecho pruebas de cariotipo y las necesitaban para decirnos que sexo biológico tiene. Que por cierto dudaba que supiéramos que es un cariotipo algo que nos dejo alucinados, y que lo que tiene es una ambigüedad genital. LLegando a decirnos que si no nos habíamos dado cuenta de que no tenia unos genitales normales… ¿Que es normal?

Aun así la medico continuo diciéndonos que eso no es mucho problema, por que se le hacen pruebas hormonales para ver como responde su cuerpo y dependiendo de esto, de analíticas y mas cosas que no nos queremos ni acordar, se le opera de sus genitales y no se entera ni dios. Y con todo eso y una recomendación de no buscar en internet nada, nos mandan para casa hasta el próximo día.

Alucinante como se puede ser tan poco humano o tan ignorante, soltar semejantes chorradas y quedarte tan pancho. Aquí es cuando todas mis expectativas como mama mamífera que soy con bebé lactante se ven quebradas por que hemos de informarnos bien de que esta pasando. Porque no puedo parar de llorar y de sentirme culpable. Y tengo que deciros que este shock nos duro como que una semana, luego nos pusimos las pilas y me di cuenta que llorando no podía darle lo que necesitaba a nuestro bebé, necesitaba estar al cien por cien para que la lactancia y la crianza fuera exitosa. Desde entonces nada ni nadie nos va a parar y sobre todo vamos a proteger a nuestra criatura de la medicina o mejor dicho de los que dicen practicarla.

Empezamos a buscar en la red y encontrar salidas. Gente operada y que estaba descontenta. Gente no operada y muy feliz con su cuerpo intersexual. Mil cosas mas. Y con toda la información en nuestras manos, conseguimos las armas necesarias para poder ayudar a nuestro bebé y poder protegerle.

Aquí no termina la cosa, esta es solo la primera visita médica de muchas en las que nunca hemos salido con una sonrisa en la boca. El trato médico a los intersexuales y sus padres es indignante, aunque ellos digan que están muy sensibilizados.

Si alguno de estos médicos cree que va a normalizar a nuestro pequeño bebé, que espere sentado por que se va a cansar mucho con la espera.

Nadie va a tocar sus genitales sin el consentimiento de nuestro bebé.

Anuncios
Primer desencuentro médico

2 comentarios en “Primer desencuentro médico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s